L1rojas1
This Article In LITERAL 1

Gonzalo Rojas

Alles Nahe werde fern y otros poemas

Alles Nahe Werde Fern

Y además diviértase, no era para tanto, amarren
a esa loca que usaba por lo menos diez hombres en un mismo fornicio
para hablar como el Arcipreste
y no es que fuera ninfómana, tenía
como quien dice su gracia, toda armazón flexible tiene su gracia
de 34 y fiereza, casada o no, eso pasa
con cualquier hechizo, a Sábato le pasó
en París con la rusa portentosa que le salió puta: —Alles Nahe
werde fern: lo cercano siempre se aleja,
¡últimamente
Todo es tano relámpago!,
hay cosas
que pertenecen y otras que sin más
no pertenecen como dijo Heráclito, parecía
que parecía pero no parecía, y eso que era
aunque ni ella sabía lo que era.
Tanto hablar de libertad para parar en esto, el barrial
le llegaba a la cintura y yo soñando con su pureza, lo más
que me gust aver son las estrallas
al mediodía pero es difícil, no hay
arcángeles, ¿qué va a haber arcángeles?, se habría
oído decir, el juego es otro, el balbuceo,
el silabeo, el centelleo, el parpadeo es otro: cosa de cutis
y arrogancia, desplante
y desparpajo
y nada más, le pregunté cien veces
para venirse a vivir conmigo si era valiente,
pero no era valiente.

 

Teresa

En cuanto a mí me embrutecí
de I oliéndote al galope todo el cuerpo, esto es
toda la fragancia de la armazón, el triángulo
convulse, me
—a lo largo de tu espinazo— embrutecí
de ti, por
demasiada arpa, por
viciosilla arcangélica, aleteante
la nariz, por pájara
afro y a la vez exenta, por
motora a diez mil, por
oxígena de mi oxígeno me
embrutecí de ti, por esas dos rodillas
que guardaron todo el portento
diáfano, por
flaca, por
alguna otra vertiente
que no sé, por adivina
entre las adivinas esto quiere decir por puta
entre las putas, por santa
que me dio a comer visions en
la macula de la locura
del Castillo interior que ando buscando en
la reniñez, por
la gran Teresa caliente de Babilonia que eres,
[alta
Y sagrada, por
Cuanta hermosura enloquecedora hay en la
[Poesía para mí
Me embrutecí de ti.

 

Enigma de la Deseosa

Muchacha imperfecta busca hombre
[imperfecto
de 32, exige lectura
de Ovidio, ofrece: a) dos pechos de paloma,
b) toda su piel liviana
para los besos, c) Mirada
verde para desafiar el infortunio
de las tormentas;
no va a las casas
ni tiene teléfono, acepta
imantación por pensamiento. No es Venus;
tiene la voracidad de Venus.

 

Calipigia en Madrid

Calipigia con serpiente en el corazón es
[anímala mala
dicen las estrellas, no resplandece,
parece que resplandece pero no resplandece ni
merece entrar
en la dinastía de Safo, comercia
con los pétalos de la rosa pero no es la rosa
sin
embargo pinta para cumbre. ¡Suerte
muchacha, nadie te condena! Toda
calipigia tiene su aroma.

Leave a Reply